archivo

DIY

En estos días me ha dado por el bricolaje. Y es que hacía tiempo que tenía ganas de restaurar un mueble, cuando en las oportunidades de Conforama encontré una cómoda de pino macizo con algún pequeño desconchón de haber estado expuesta. La verdad es que la cómoda era de lo más simple pero por el precio y el partido que le podía sacar, la compré.

He utilizado pasta para madera de pino  que venden ya preparada, para arreglar algunas rayaduras y pequeños desconchones, después la he lijado con una lija especial para madera y la he pintado con tinte para madera de color frambuesa. El tinte es diferente a la pintura. Es al agua y no necesita imprimación. Simplemente la madera debe estar lijada y bien limpia para su uso. Lo bueno del tinte es que deja entrever las vetas de la madera y le da un aspecto muy vintage.

Los tiradores son de Zara Home, comprados en rebajas. Puedes encontrar muchos y de muy diferentes tipos. Yo los compré en blanco para añadirle un pequeño detalle ya que la cómoda en sí era bastante sencilla.

Así era la cómoda. Espero que os guste el resultado

Anuncios